Páginas

lunes, 1 de febrero de 2016

Pericardio

Pericardio. Quema. Pericardio. Frío.

Pánico en las manos. Ya conocemos el retroceder automático de nuestra mente hacia lugares remotos, buscando esos indicios de lo que ha creado el torbellino. Seguimos, oh, mente, dispuestas a recorrer tantas veces y durante tantas horas hacia atrás. Retrocedemos y recuperamos los gestos, las caras. No lo entiendes, porque no lo encuentras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario