Páginas

sábado, 14 de enero de 2017

Accidente

Recurren a la materia entre las esferas celestiales, allá donde se haya en forma fragmentaria la presencia de su Dios. La palabra protectora, palabra solar, remedia sus males y sus miedos. Lo humanamente humano queda plasmado ante mis ojos, para que yo pueda sentir la certeza de que no somos más que palpitante carne llena de esperanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario