Páginas

martes, 18 de julio de 2017

Night night

Desde la ventana del hospital no veía futuro, y se puede decir que tampoco entendía ese presente. Sólo recuerdo la sorpresa al encontrar los rascacielos de noche, mientras una treintena de personas dormía a mi alrededor. Todavía con moratones recientes en los brazos solo esperaba salir de aquel lugar, colocar las piezas del puzzle y alejarme para entender lo que había ocurrido. Tú seguías allí, en forma de signos rojos escritos en una hoja cualquiera, y no has desaparecido desde entonces. Me dan cordura tus fantasmales recuerdos, porque me dicen que no debo volver a aquello por más que lo desee.

No hay comentarios:

Publicar un comentario